Sendgrid, y como lidiar con la entrega de notificaciones a tus usuarios

Por: Sergi Rodrígues
04-12-2019 02:33

Uno de los grandes retos al construir una plataforma SaaS (Software As A Service) que depende de las notificaciones a los usuarios (inscritos y organizadores de eventos) es el envío de correo. Les comparto nuestra estrategia actual, aunque ya les digo de antemano que es algo que casi cambiamos año con año, porqué es un tema harto complicado.

SES de Amazon AWS

Nuestro primero proveedor no fue Sendgrid. Durante un año nos vino bastante bien SES de Amazon AWS (Amazon Simple Email Service), que tiene una tarifa imbatible de pago por uso: $0.10 USD por cada 1,000 correos enviados (!!!). Vaya, que en Julio de 2017 nos costó unos $10USD enviar más de 100k correos en un solo mes (pico de la inscripción a campamentos de verano). Nos vino de maravilla el primer año que nos convertimos en plataforma SaaS porqué nos permitió crecer el volumen de envíos con una inversión mínima y escalable según la temporada del año.

Sin embargo, al ser tan económico, sospecho que es un servicio demasiado atractivo para gente sin escrúpulos (lo siento no merecen otra palabra) que se dedica a bombardearnos al resto del mundo con spam, y eso hace que la reputación de su bolsa de IPs se mantenga con una reputación no óptima.

No puedo quejarme con datos exactos, pero decidimos buscar una alternativa porqué algunos clientes acusaban que algunos de sus inscritos no estaban recibiendo los correos de la plataforma. Especialmente crucial es el de validación de la dirección de correo.

VPS con IP propia

Después de Amazon SES probamos con enviarlos desde nuestra propia sirección IP, y para ello contratamos un VPS (Servidor Privado Virtual por sus siglas en inglés) aún incrementando notablemente nuestra inversión en hospedaje a más del doble, con la esperanza de que al controlar la reputación de nuestra IP alcanzaríamos el 100% de correos entregados.

Sin embargo, fue una gran decepción y funcionó peor que nunca, dándonos muchos problemas con la entrega del correo (que nos costaron noches sin dormir y un tiradero de horas y de dinero). Y eso que probamos con dos proveedores diferentes (en Europa, porqué es donde están el 95% de nuestros clientes y sus inscritos). Pero fue inútil.

Con la esperanza de que me esté leyendo alguien con problemas semejantes, voy a compartir la razón de porqué no nos funcionó tener un VPS con IP propia:

  • El primer proveedor nos dió una IP que probablemente anteriormente pertenecía a alguien que dejó por el suelo la reputación de la misma. Porqué desde el primer día tuvimos problemas con el correo y descubrimos que la IP estaba metida en todas las listas negras de spam habidas y por haber.

    Por suerte, el proveedor nos desvió rápidamente el envío de correo a un relay confiable de pago (Sendgrid), asumiendo ellos el costo... solo faltaría.
     
  • El segundo proveedor nos dió al parecer una IP buena, pero al cabo de unas semanas Microsoft empezó a DEVOLVERNOS los correos que nuestra plataforma trataba de enviar a cuentas Hotmail, Live, Outlook, etc... Ni tan siquiera entregaba los correos en la bandeja de correo no deseado o de SPAM !!! Simplemente nos los regresaba!

    La razón que el filtro automático de ellos esgrimía para el rechazo de los correos era que nuestra IP (la del VPS recién estrenado) pertenecía a una "subnet" de IPS que estaba vetado porqué desde alguna se había enviado SPAM. Toma ya, manda huevos!!! (disculpas).

    Nuestro proveedor, igual que el anterior, lo primero que hizo fue desviar nuestros envíos de correo a un relay confiable (ya sabes cuál, ¿no?). Y luego inició un trámite para aclarar el malentendido con Microsoft. Pasaron 3 semanas y nunca supimos nada... qué increíble!!

Sendgrid

A estas alturas de la película que te estoy contando, tal vez ya te hayas dado cuenta de cuál es la solución a este aparente camino sin salida: contratar los servicios de Sengrid para el envío de correo y contratar el hospedaje de la web según otros parámetros más relacionados con el volumen de tráfico y las necesidades de almacenamiento.

Dicho y hecho, contratamos hace unos meses uno de los planes de Sendgrid. Prefiero no dar muchos más detalles al respecto porqué estamos esperando ver cómo va a funcionar el asunto esta primavera cuando la cosa se ponga caliente. Pero prometo publicar una actualización de este tema llegando a Agosto, resumiendo la experiencia.

Por de pronto, decir que -como cabía esperar- el resultado de momento está siendo impecable. Como muestra esta gráfica a continuación en la que se nota el subidón repentino de este lunes 2 de diciembre en el que uno de nuestros clientes inició las inscripciones a su evento: los primeros días siempre hay un esfuerzo extra de tráfico e inscripciones, igual que la última semana antes del evento.

Sendgrid se ha caracterizado siempre por ofrecer unas estadísticas muy interesantes: peticiones de envío (288), envíos entregados sin duda (281), apertura de correos (439 veces), clics en los correos (94), correos rechazados (0), informes de SPAM (0).

Sendgrid email delivery ratios

Futuro del correo

Esta es mi opinión según mi experiencia (nefasta por cierto) con el correo por más de 20 años: está por desaparecer. Al menos para la mayoría de usos que hasta hoy se le ha dado: especialmente el de notificar. Lo que técnicamente se llaman correos transaccionales.

Por dos razones que están minando su eficacia con cada año que pasa:

  • Cada vez se está usando más para enviar SPAM y por tanto a día de hoy el volumen de correos útiles y legítimos que recibimos en nuestra bandeja de entrada es mucho menor (diez veces menos?) que los correos no solicitados ni deseados (el SPAM).

    No es solamente molesto por las molestias de las notificaciones continuas (en el ordenador o en el teléfono) de correo entrante que realmente no nos interesa, sino que además, todos hemos borrado sin darnos cuenta algún correo importante al mezclarse entre tanta basura.
     
  • Los proveedores de correo (especialmente Microsoft y Google) están levantando unos filtros anti-SPAM que casi podrían llamárseles MONOPOLISTAS porqué con la excusa de este escenario de correo basura, en lugar de montar un sistema más democrático y justo de listas blancas en base a reputación ganada y contrastada, se están dedicando a FASTIDIAR la entrega de correo legítimo del resto de proveedores, con filtros draconianos como el expuesto más arriba (ej: vetar ciertos correos porqué tu IP está "cerca" de otras IPs sucias).

    Entonces esto ya es el colmo. Ellos están abusando de ese monopolio que tienen sobre el correo mundial para beneficiar sus propios intereses, en lugar de levantar un sistema de blanqueo de reputación del correo legítimo. En fin, esto me tiene muy contrariado.

Alternativas al correo como sitema de notificaciones

Como sea, están acabando con el correo. Plataformas y proveedores de servicios digitales como nuestra plataforma de inscripciones estamos trabajando de forma apresurada y necesitada en sistemas alternativos para las notificaciones a los usuarios que hasta ahora se entregaban por correo electrónico.

Lástima que de momento ninguna de las opciones está tan extendida como el correo. Pero eso está por cambiar y algunas alternativas empiezan a ser usadas:

  • Herramientas de "mensajería privada": telegram, messenger, facebook messenger, etc...
  • Sistemas de terceros multi-plataforma: OneSignal, PushOver, Firebase Cloud Messaging, etc...

En fin, espero que este artículo un poco variado y desordenado te haya ayudado a comprender y valorar la dificultad de conectar apropiadamente con los usuarios de una plataforma en la nube. Tarea complicada por la variedad de usuarios y de dispositivos que usan, y del mal estado en que se está quedando el correo electrónico "de toda la vida".

Etiquetas : correo

Comentarios 0 Visitas 7

Comentarios


Añada su comentario:

(pregunta anti-robots)

Enviar

CONSÚLTENOS

FORMULARIO

¡¡ Le respondemos antes de 24h !!

Comente su necesidad y su interés en esta plataforma. Tipo de eventos que organiza, volumen de inscritos al mes/año, etc...

Acepto los términos sobre protección de datos y privacidad.
(pregunta anti-robots)